Para qué sirve la punción lumbar en la esclerosis múltiple

Esta prueba consiste en extraer un poco de fluido cerebroespinal o cefalorraquídeo para estudiarlo. Otros posts sobre pruebas que realiza el médico en la esclerosis múltiple (EM) son Para qué sirve el examen neurológico en la esclerosis múltiple o Para qué sirven los potenciales evocados en esclerosis múltiple.

El líquido cefalorraquídeo (LCR) sirve para transportar nutrientes al sistema nervioso y retirar productos de desecho. También es un amortiguador que protege al cerebro y la médula de posibles lesiones.

Durante la prueba, el médico insertará una aguja entre dos vértebras lumbares para obtener por goteo una pequeña muestra de LCR. La persona sometida a la prueba deberá permanecer quieta y con las piernas encogidas para evitar mover la aguja y causar un daño en la médula. Además de ser una posición algo incómoda, el pinchazo y la extracción de líquido se perciben con una sensación de presión que puede resultar desagradable. No obstante, el procedimiento se realiza con anestesia local.

Tras la prueba es necesario hacer reposo algunas horas y es posible que haya algunas molestias o dolores de cabeza, aunque estos suelen desaparecer antes de 24 horas.

A partir de la muestra extraída se estudiarán los niveles de ciertas proteínas del sistema inmunológico, que son indicadores de que está ocurriendo una respuesta inmunitaria anormal en el sistema nervioso central. Esto es así en el 90 % de los casos de esclerosis múltiple (EM); sin embargo, otras patologías causan reacciones similares, por lo que el resultado no es completamente específico.

El análisis de laboratorio que se realiza a partir de la muestra extraída se llama electroforesis de LCR. La muestra se sitúa en un gel al que se le aplica un voltaje eléctrico y las proteínas van desplazándose dentro del gel y separándose según su tamaño, que es el criterio por el que se van a identificar. A continuación, se utiliza una tinción para visualizar los grupos de proteínas de interés, que son las denominadas bandas oligoclonales.

En situaciones normales, no debería aparecer ninguna de estas bandas o solo una. Un resultado positivo con presencia de varias bandas oligoclonales es un claro indicador de enfermedad inflamatoria, aunque además de EM, también puede revelar una infección, como en el caso de procesos como neurosífilis, encefalitis, meningitis o enfermedad de Lyme.

En última instancia, este tipo de análisis puede ayudar a los expertos a establecer un cuadro clínico más completo y a corroborar el diagnóstico. Por tanto, la punción lumbar es una prueba de verificación que contribuye al examen neurológico y a otras pruebas como los potenciales evocados y la resonancia magnética.

Además, esta prueba tiene un alto valor predictivo negativo, es decir, que puede resultar muy útil para descartar EM en casos dudosos.

Referencias:

1711053784

Comprendiendo la EM