Mito: “La esclerosis múltiple es una enfermedad contagiosa”

Si tienes esclerosis múltiple (EM) y alguno de tus familiares también la padece, quizá se te ha pasado por la mente que esta enfermedad podría ser contagiosa. ¿Qué hay de cierto en esto? 

Se trata de una falsa creencia. La EM en ningún caso puede contagiarse. Es cierto que la influencia de la genética, unida a una serie de factores ambientales, puede hacer que aumente la predisposición a sufrir EM. Por eso, la enfermedad puede aparecer con mayor frecuencia en los familiares de las personas afectadas, ya que comparten una serie de rasgos comunes y están expuestos a los mismos factores ambientales. Sin embargo, hasta el momento no se ha identificado ninguna forma de contagio de la EM.

Aunque aún no se conocen las causas de la EM. La creencia errónea de que esta enfermedad podría ser contagiosa puede haber surgido porque se la ha relacionado con la exposición al virus de Epstein-Barr (VEB), aunque este vínculo no se ha logrado confirmar (Luzzio, 2017). El VEB produce diversas enfermedades. Una de las más conocidas es la mononucleosis infecciosa, conocida también como “enfermedad del beso” porque se transmite a través de la saliva.

Según informa la Dra. Amy E. Lovett-Racke, profesora de microbiología del Hospital Universitario Wexner, en Ohio, y estudiosa de la EM y sus posibles causas, «prácticamente todas las personas con EM son seropositivas para el VEB». Esto significa que han desarrollado anticuerpos contra este virus porque en algún momento estuvieron en contacto con él. Sin embargo, el hecho de que la mayoría de afectados de EM sean seropositivos para el VEB no comporta ningún riesgo de contagio cuando se entra en contacto con ellos.

La posible contagiosidad de la EM ha sido un tema muy estudiado y debatido. Las investigaciones en este campo se han llevado a cabo en animales ante la imposibilidad de utilizar seres humanos por razones éticas, y hasta el momento no se ha logrado transmitir la EM a los animales de laboratorio (Hao, 1994).Así, la National Multiple Sclerosis Society, en los Estados Unidos, ha confirmado que la EM no es una enfermedad contagiosa.

La EM tampoco puede adquirirse por vía sexual. En un estudio llevado a cabo en Canadá en más de 15.000 personas para demostrar o descartar una posible causa infecciosa en la EM, se observó que el riesgo de que los cónyuges de las personas afectadas por la EM adquirieran la enfermedad no era muy distinto que en la población general. Estos resultados descartan un posible contagio a través del contacto sexual

Referencias

Fecha de publicación: 10/2017

1709052163