Esclerosis mútiple y el síndrome de Flammer

¿Manos y pies fríos? Puede ser el síndrome de Flammer

La esclerosis múltiple abarca un montón de síntomas diferentes. No contenta con eso, se asocia a algunas enfermedades con más frecuencia que el resto de las personas. Es el caso del síndrome de Flammer, una enfermedad que afecta a los vasos sanguíneos y que, parece, es más frecuente en las personas con esclerosis múltiple.

¿Qué es el síndrome de Flammer?

El síndrome de Flammer hace referencia a la mayor sensibilidad que tienen algunas personas a una serie de estímulos, como el frío o el estrés emocional. En estas situaciones, los vasos sanguíneos de estas personas reaccionan cerrándose (entre otras alteraciones), por lo que ese órgano o parte del cuerpo recibe menos sangre.

Esto provoca diversos síntomas, de los cuales el más frecuente es tener las manos y los pies fríos. Parece que este síndrome previene contra algunas enfermedades, como la arteriosclerosis o la hipertensión, pero, sin embargo, predispone a otras, como el glaucoma.

Por otro lado, es frecuente que haya varios miembros de la misma familia afectados, por lo que se cree que es hereditario.

¿Qué notan las personas con síndrome de Flammer?

Si les preguntas, es probable que las personas con este síndrome te digan que no les pasa nada. Han vivido siempre con los síntomas y han encontrado la manera de que no afecten a su vida diaria, por lo que para ellos no son una enfermedad.

El síntoma más frecuente son los pies y las manos frías, que los lleva, por ejemplo, a dormir con calcetines. Empeora cuando hace frío. Por el contrario, el tronco tiene una temperatura normal. Además, el estrés emocional puede hacer que la piel responda con cambios parcheados de la temperatura (se ven zonas de piel roja y otras zonas blancas). Otros síntomas frecuentes son los siguientes:

  • Tensión baja
  • Dificultad para conciliar el sueño
  • Falta de sed
  • Peso bajo
  • Mareo
  • Calambres musculares
  • Pitidos o ruido en los oídos

Son personas muy sensibles a estímulos como el dolor, el olor (tienen un olfato «muy fino») o el efecto de algunos medicamentos. Las tormentas pueden alterarles y la altitud les afecta también.

¿Cómo se relaciona el síndrome de Flammer con la esclerosis múltiple?

Lo más habitual es que el síndrome de Flammer afecte a personas sanas, sin ninguna otra enfermedad. La persona que típicamente lo sufre es una mujer delgada, con la tensión baja y con una profesión académica más que física. Suelen ser personas intelectualmente muy activas y exitosas en su profesión.

Sin embargo, no siempre es así. Se ha visto que el síndrome de Flammer (o, al menos, algunos de sus síntomas), se dan con más frecuencia en algunas enfermedades. En un estudio publicado en la revista EPMA, se encontró que 13 de los 15 síntomas que caracterizan el síndrome son más habituales en las personas con esclerosis múltiple que en las personas sin la enfermedad. De estos síntomas, es posible que siete sean más frecuentes por mera coincidencia, no así los otros seis: mareo, pies y manos frías, bajo peso, sensación de frío, tendencia al perfeccionismo y sentir poca sed.

Faltan estudios para determinar si de verdad las personas con esclerosis múltiple tienen síndrome de Flammer con más frecuencia y, si es así, el motivo. Por otro lado, el síndrome no suele tratarse con medicamentos. Así que, si notas alguno de sus síntomas, la solución es prevenirlos. ¿Cómo? ¡Evitando el frío!

Referencias

Fecha de publicación: 03/2019

 1812063377

Certificación y sello de calidad 

  • Esta página web está dirigida a usuarios de España.

  • Todas las personas que aparecen en los vídeos de testimonios reales que se encuentran en esta web, han cedido sus derechos de imagen para su difusión.

  • La información proporcionada en este sitio web no remplaza si no que complementa la relación entre el profesional de salud y su paciente o visitante. En caso de duda debe consultar con su profesional de salud de referencia.

Utilizamos cookies de análisis propias y de terceros para mejorar el sitio web y su experiencia de usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Si precisa más información o no quiere aceptar cookies al utilizar esta página web, visite la página Política de cookies.