Esclerosis múltiple y enfermedades cardiovasculares

Relación entre la esclerosis múltiple y la enfermedad cardiovascular

La esclerosis múltiple y la enfermedad cardiovascular son enfermedades en las que la inflamación tiene un papel clave, por tanto, no es de extrañar que pueda existir una relación entre ambas.

Progreso de la EM y complicaciones

En aquellos pacientes en los que la esclerosis múltiple provoca limitaciones para realizar actividades físicas, ya sea por fatiga o por discapacidad, la falta de ejercicio puede aumentar de manera indirecta el riesgo de desarrollar problemas cardiovasculares.

Un estilo de vida sedentario se relaciona con un riesgo mayor de:

  • Obesidad
  • Diabetes tipo 2
  • Síndrome metabólico
  • Colesterol elevado
  • Aterosclerosis

Pero también se ha demostrado que la presencia de comorbilidades tiene un impacto en la actividad física. Por ejemplo, enfermedades cardiovasculares como la hipertensión, la diabetes o una enfermedad pulmonar repercuten en la capacidad para caminar y en la motivación para hacer actividades, contribuyendo a un mayor sedentarismo, y por tanto, a una peor progresión de la esclerosis múltiple.

Riesgo de patologías cardiovasculares

En estudios que comparan personas con esclerosis múltiple y personas sanas, se ha observado que la EM predispone a desarrollar un mayor porcentaje de grasa corporal. Esto, en sí mismo, es un factor de riesgo para otras enfermedades cardiovasculares.

Además, las alteraciones que genera la esclerosis múltiple sobre el sistema nervioso central pueden afectar al control de la presión arterial, al ritmo cardíaco, causar alteraciones pulmonares e incluso disfunción cardíaca.

A pesar de saber que la esclerosis múltiple y la enfermedad cardiovascular están relacionadas, lo cierto es que apenas se conocen los mecanismos por los que esto podría estar sucediendo. Una de las barreras a la hora de investigar esta relación es que algunas patologías cardiovasculares pueden pasar desapercibidas, en personas con EM, porque no provocan síntomas.

Alimentación y ejercicios para prevenir enfermedades cardiovasculares

Por todo lo mencionado anteriormente, además de evitar el tabaco y el alcohol, es necesario seguir pautas de alimentación y ejercicio con el objetivo de reducir el riesgo de desarrollar patologías cardiovasculares en los pacientes con EM.

Las personas con mayor discapacidad o fatiga necesitan la intervención de profesionales sanitarios que faciliten el diseño de un programa de actividad física adaptado, que les aporte motivación y reduzca el sedentarismo.

Una alimentación equilibrada y variada también forma parte de la base de un estilo de vida saludable. Se recomienda evitar alimentos ricos en grasas y reducir el consumo de sal. Debería predominar el consumo de frutas, verduras y alimentos ricos en fibra, como los cereales integrales. En resumen, las personas con esclerosis múltiple tienen las mismas recomendaciones de alimentación que quienes no tienen EM para evitar el sobrepeso y las enfermedades cardiovasculares prevenibles.

Se ha observado una relación entre esclerosis múltiple y enfermedad cardiovascular. Además, según avanza la enfermedad, puede aumentar el sedentarismo, lo que incrementa el riesgo de desarrollar patologías cardiovasculares. Para prevenir el sobrepeso y evitar el sedentarismo se recomienda adaptar el ejercicio a la situación de la esclerosis múltiple, así como alimentarse de forma equilibrada y variada.


Referencias:

  • Kaplan TB, Berkowitz AL, Samuels MA. Cardiovascular Dysfunction in Multiple Sclerosis. Neurologist. 2015 Dec;20(6):108-14.

  • Newland PK, Lunsford V, Flach A. The interaction of fatigue, physical activity, and health-related quality of life in adults with multiple sclerosis (MS) and cardiovascular disease (CVD). Appl Nurs Res. 2017 Feb;33:49-53.

  • Conway DS, Thompson NR, Cohen JA. Influence of hypertension, diabetes, hyperlipidemia, and obstructive lung disease on multiple sclerosis disease course. Mult Scler. 2017 Feb;23(2):277-285.

  • Keytsman C, Eijnde BO, Hansen D, et al. Elevated cardiovascular risk factors in multiple sclerosis. Mult Scler Relat Disord. 2017 Oct;17:220-223.

  • El riesgo cardiovascular en las personas con esclerosis múltiple. Fundació Esclerosi Múltiple. Disponible en: https://www.observatorioesclerosismultiple.com/es/la-esclerosis-multiple/como-evoluciona-la-em/el-riesgo-cardiovascular-en-las-personas-con-esclerosis-multiple/ [acceso: 31 de mayo de 2019].

  • Mincu RI, Magda LS, Florescu M, et al. Cardiovascular Dysfunction in Multiple Sclerosis. Maedica (Buchar). 2015 Sep;10(4):364-370.

  • Zabay C, Martínez N. Cómo disminuir factores de riesgo cardiovascular en personas con esclerosis múltiple. Rev Cient Soc Esp Enferm Neurol. 2018;47:11-17.

  • Sicras-Mainar A, Ruíz-Beato E, Navarro-Artieda R, et al. Comorbidity and metabolic syndrome in patients with multiple sclerosis from Asturias and Catalonia, Spain. BMC Neurology. 2017;17:134.

  • 12 Tips for a Healthy Multiple Sclerosis Diet. Everyday Health. Disponible en: https://www.everydayhealth.com/hs/multiple-sclerosis-symptoms/healthy-multiple-sclerosis-diet-pictures/ [Acceso 3 de junio de 2019].

Fecha de publicación: 06/2020

2003073488

  • Esta página web está dirigida a usuarios de España.

  • Todas las personas que aparecen en los vídeos de testimonios reales que se encuentran en esta web, han cedido sus derechos de imagen para su difusión.

  • La información proporcionada en este sitio web no remplaza si no que complementa la relación entre el profesional de salud y su paciente o visitante. En caso de duda debe consultar con su profesional de salud de referencia.

Utilizamos cookies de análisis propias y de terceros para mejorar el sitio web y su experiencia de usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Si precisa más información o no quiere aceptar cookies al utilizar esta página web, visite la página Política de cookies.