Dolor de cabeza en la esclerosis múltiple, ¿es más frecuente?

A pesar que no se reconoce como un síntoma típico de la enfermedad, se ha comprobado que los dolores de cabeza ocurren con más frecuencia en las personas que padecen esclerosis múltiple (EM) que en la población general.

Por ejemplo, un estudio de Mohrke y sus colaboradores de 2013 demostró que los dolores de cabeza son más frecuentes en las personas con EM que en la población general, en particular los dolores de tipo migraña, cefalea tensional y cefalea en racimo (también llamada en cluster). Se vio también que las personas que experimentaban dolores de cabeza eran, en general, mujeres jóvenes y con poco deterioro de sus capacidades motoras (o sea, en pleno uso y control de los músculos y movimientos).

Según ese mismo estudio, estos dolores de cabeza pueden ser de muchas formas diferentes, pero predominan tres tipos:

  • La migraña: Dolor de cabeza pulsátil, a menudo de un solo lado, y que tiene una duración entre 4 y 72 horas. Es un dolor muy frecuente también en la población general: se produce en aproximadamente uno de cada siete o diez individuos. Un tercio de los pacientes con migraña tienen la llamada “aura”, que es una señal de advertencia antes de que comience la migraña.
  • La cefalea tensional: Dolor continuo y persistente de tipo presión que también se produce en uno a dos tercios de la población general en algún momento de su vida.
  • Las cefaleas en racimo: Dolor de cabeza que se caracteriza por un ataque de intenso dolor alrededor de los ojos y por acompañarse de otros síntomas oculares y de la nariz, así como de inquietud psicomotora. El dolor dura una media de 3 horas, y su nombre de racimo hace referencia a que los ataques de dolor se agrupan en el tiempo (días a semanas) y luego desaparecen y vuelven al cabo de unos meses.

En un segundo estudio de Togha y sus colaboradores en 2016 se investigó si era más probable que los dolores de cabeza ocurrieran durante las recaídas o durante las remisiones. Se observó que los dolores de cabeza - y en particular las migrañas - se dan con más frecuencia en las personas con EM durante las recaídas. Sin embargo, como también son más frecuentes en las personas con EM (en comparación con la población general), también son más frecuentes durante la remisión en los pacientes con EM.

Se tendrá que investigar la relación con más detalle para saber más.

Referencias:

 

1711053784

ver más en Afrontando la EM