Cómo preparar las visitas al neurólogo

Seguro que alguna vez te ha pasado que vas al neurólogo y cuando te pregunta eso de «¿Tienes alguna duda?»… ¡la mente en blanco! Sales de allí y media hora después te llegan a la cabeza las doscientas preguntas que hubieras querido plantear. Para que esto no te vuelva a ocurrir, te explicamos cómo planificar las visitas al neurólogo.

 Antes de la consulta

Planificar la consulta es fundamental para sacarle todo el jugo. Con frecuencia, las visitas al neurólogo se espacian en el tiempo y una visita desaprovechada es difícil de recuperar. Por eso, ten presentes los siguientes consejos:

  • Ten todos tus informes en orden. Debes guardarlos todos en el mismo lugar, bien organizados. Son ideales los archivadores de acordeón, donde puedes separar los análisis y los informes por especialidad. Es ideal también tener una hoja de medicación actualizada. Tienen que estar ordenados por fechas y el más reciente siempre a mano, para que lo encuentres fácilmente. De vez en cuando, haz limpieza y retira los más antiguos.
  • Haz una lista. Apunta todo lo que quieras tratar en la consulta. Esto incluye los síntomas y otros problemas que hayas tenido, si alguna medicación te ha sentado mal y cualquier tema que para ti sea relevante (y cualquier tema es cualquier tema, aunque creas que es una tontería). Organiza la lista de mayor a menor importancia, para asegurarte de que no se quedan sin tratar los asuntos esenciales para ti.
  • Planea el trayecto. ¿Cómo vas a llegar a la consulta? Planifícalo con antelación, sobre todo si vas a necesitar que alguien te acompañe. En este sentido, suele ser mejor ir acompañado, ya que cuatro oídos y dos mentes siempre se enteran mejor.
  • Practica. Si no sabes bien cómo explicar algún síntoma o plantear algún tema que te parezca delicado, practícalo antes. Eso hará la visita más eficiente.

Durante la consulta

Una vez que estés allí, aparte de sacar tu lista y compartirla con el neurólogo, solo tenemos un consejo que darte: pregunta. Pregunta absolutamente todo lo que quieras. Cualquier tema que te interese a ti debe importar a tu neurólogo. Nuca salgas con una duda. Algunas de las preguntas que puedes plantear son las siguientes:

  • Si el médico te propone una prueba diagnóstica, entérate de para qué la necesitas, cómo se realiza, cuanto tardan los resultados, qué pasa si no te la haces y si existen otras pruebas alternativas.
  • Si te manda un tratamiento nuevo, pregunta para qué sirve, cómo se administra y durante cuánto tiempo, qué beneficios esperar, que efectos negativos puede tener y qué hacer si los sientes, y qué tratamientos alternativos hay.

Por último, aunque hemos enfocado este artículo en las visitas al neurólogo, en realidad se ajustan a las de cualquier profesional sanitario. ¡Que nunca más se te quede la mente en blanco!

Referencias

Fecha de publicación: 02/2019

 1812063377

ver más en Afrontando la EM

Certificación y sello de calidad 

  • Esta página web está dirigida a usuarios de España.

  • Todas las personas que aparecen en los vídeos de testimonios reales que se encuentran en esta web, han cedido sus derechos de imagen para su difusión.

  • La información proporcionada en este sitio web no remplaza si no que complementa la relación entre el profesional de salud y su paciente o visitante. En caso de duda debe consultar con su profesional de salud de referencia.

Utilizamos cookies de análisis propias y de terceros para mejorar el sitio web y su experiencia de usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Si precisa más información o no quiere aceptar cookies al utilizar esta página web, visite la página Política de cookies.