Cinco preguntas sobre la maternidad y la esclerosis múltiple

¿Quieres ser madre, pero no sabes si la esclerosis múltiple te lo impedirá? Tranquila: ser madre y tener esclerosis múltiple son compatibles. Una vez aclarada la duda fundamental, la que la mayoría de las mujeres que tienen la enfermedad se hace en algún momento, vamos a pasar a responder otras preguntas frecuentes sobre la maternidad y la esclerosis múltiple.

1. No quiero un bebé todavía: ¿puedo tomar anticonceptivos?

Sí, claro que puedes. No hay ningún anticonceptivo que no puedas tomar. Solo si tienes la movilidad muy reducida es preferible que evites los anticonceptivos orales combinados, es decir, un tipo de «píldora» que lleva estrógenos y progesterona. Moverse poco aumenta el riesgo de coágulos en la sangre, y este tipo de anticonceptivos, también; así que, mejor elige otro método de planificación.

Por otro lado, pregunta a tu médico si los medicamentos que tomas para los síntomas de la esclerosis son compatibles con los anticonceptivos, ya que algunos disminuyen su efecto… ¡menuda gracia si te quedas embarazada sin quererlo!

2. ¿Puedo tomar mi medicación si estoy intentando tener un bebé?

Algunos medicamentos para tratar la esclerosis múltiple o sus síntomas son teratogénicos, es decir, afectan al feto. Otros, no se sabe los efectos que tienen. Por tanto, si quieres quedarte embaraza debes planificarlo bien. Habla con tu neurólogo acerca de la posibilidad de dejarlos o cambiarlos por otros más seguros.

3. ¿La esclerosis múltiple afecta a la fertilidad?

Tu fertilidad es la misma que si no tuvieras la enfermedad. Lo que sí notan algunas mujeres son cambios que pueden afectar a la sexualidad, como que les cueste alcanzar el orgasmo o que tengan menos lubricación vaginal.

Puede haber muchas razones por las que no te quedes embarazada: la edad, poca reserva ovárica, problemas de fertilidad de tu pareja... La esclerosis múltiple no forma parte de esta lista.

4. ¿Cómo afecta la esclerosis múltiple al embarazo, y el embarazo a la esclerosis múltiple?

La enfermedad no le provoca ningún daño al bebé; no causa malformaciones ni hace que tengas más riesgo de aborto ni de parto prematuro. Eso sí, a medida que la barriga crezca, es posible que tu equilibrio se resienta y que tengas más dificultad para andar. Les ocurre a todas las mujeres (los famosos andares de pato), por lo que, si ya tenías problemas, pueden empeorar. Lo mismo ocurre con la fatiga.

Las infecciones de orina son frecuentes en el embarazo y también en la esclerosis múltiple, así que tendrás que estar atenta a los síntomas.

Por otro lado, los brotes son menos frecuentes durante el embarazo, sobre todo en el segundo y tercer trimestres. Sin embargo, el riesgo aumenta durante los meses posteriores al parto. A largo plazo, la proporción de brotes y el grado de discapacidad es similar entre las mujeres que han tenido hijos y las que no.

5. ¿Mi hijo tendrá esclerosis múltiple?

Es cierto que la enfermedad tiene una predisposición genética, pero el riesgo de que tu hijo también la tenga es bajo. Según MS Australia, de cada 1000 personas, 1 tendrá esclerosis múltiple; esta cifra aumenta a 30-50 personas de cada 1000 si uno de los padres tiene esclerosis múltiple (3-5 %) y a 120 si los dos padres la tienen (12 %).  

Tener un hijo es una decisión muy importante para cualquier mujer. ¡Qué menos que tomarla conociendo toda la información! Y, decidas lo que decidas, te deseamos lo mejor.

Referencias

Fecha de publicación: 01/2019

1812063377

Certificación y sello de calidad 

  • Esta página web está dirigida a usuarios de España.

  • Todas las personas que aparecen en los vídeos de testimonios reales que se encuentran en esta web, han cedido sus derechos de imagen para su difusión.

  • La información proporcionada en este sitio web no remplaza si no que complementa la relación entre el profesional de salud y su paciente o visitante. En caso de duda debe consultar con su profesional de salud de referencia.

Utilizamos cookies de análisis propias y de terceros para mejorar el sitio web y su experiencia de usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Si precisa más información o no quiere aceptar cookies al utilizar esta página web, visite la página Política de cookies.