Todo sobre la Esclerosis múltiple y el embarazo

Esclerosis múltiple con embarazo 

Por lo general, el embarazo es seguro en mujeres con esclerosis múltiple, incluso se ha demostrado que el número de brotes se reduce durante el embarazo, especialmente en el segundo y tercer trimestre.

Antes de tomar una decisión te recomendamos despejar dudas, planificar y contar con apoyo tanto de tus seres queridos como de las asociaciones. Sin duda, estas son algunas de las preguntas frecuentes que plantearás:

¿Puedo quedarme embarazada con esclerosis múltiple?

Quedarse embarazada con esclerosis múltiple es posible ya que no tiene efectos negativos sobre la fertilidad.

¿Cuáles son los riesgos de quedarme embarazada con esclerosis múltiple?

El embarazo no influye de forma negativa en el curso de la enfermedad. Además, la esclerosis múltiple no aumenta el riesgo de aborto espontáneo ni los defectos al nacer.

¿Puedo transmitir la esclerosis múltiple a mis hijos?

La EM no es una enfermedad hereditaria, aunque sí se conoce que hay predisposición genética para desarrollarla y parece que intervienen varios factores ambientales.

En general, si buscas un embarazo, es fundamental que planifiques con el neurólogo los próximos pasos, porque algunos tratamientos para la EM están contraindicados con el embarazo y la lactancia, y pueden requerir interrumpirlos meses antes de empezar a concebir.

De cara al futuro, es aconsejable contar con apoyo suficiente ante la necesidad de ayuda para el cuidado de los hijos, especialmente si hay un empeoramiento de la EM.

Cambios y brotes durante el embarazo

Hay síntomas relacionados con el propio embarazo que son comunes a la EM como el estreñimiento, la fatiga o los problemas urinarios, pero se trata de un empeoramiento temporal.

En general, durante el periodo de gestación, las mujeres con EM se sienten mejor e incluso se reduce el riesgo de sufrir un brote.Esto se debe a que la EM es una enfermedad autoinmune y durante el embarazo el sistema inmunológico se modifica para tolerar al bebé, volviéndose más tolerante también hacia el propio sistema nervioso.

Brotes tras el parto

Se estima que entre el 20 % y 40 % de mujeres con esclerosis múltiple experimentarán una recaída o un brote tras el parto. Ante este dato hay que tranquilizar a las mujeres, ya que tras el parto se puede reiniciar el tratamiento para la EM.

 Asimismo, habrá que valorar con el neurólogo las opciones de tratamiento disponibles en caso de querer dar lactancia materna.

Si planificas quedarte embaraza, la esclerosis múltiple no tiene que ser un impedimento. Quedarse embarazada con esclerosis múltiple reduce el riesgo de brote, en especial en el último trimestre. Una mujer con EM con una correcta planificación puede vivir el embarazo, el parto y la lactancia con normalidad.


Referencias:

Fecha de publicación: 04/2020

2003073488

  • Esta página web está dirigida a usuarios de España.

  • Todas las personas que aparecen en los vídeos de testimonios reales que se encuentran en esta web, han cedido sus derechos de imagen para su difusión.

  • La información proporcionada en este sitio web no remplaza si no que complementa la relación entre el profesional de salud y su paciente o visitante. En caso de duda debe consultar con su profesional de salud de referencia.

Utilizamos cookies de análisis propias y de terceros para mejorar el sitio web y su experiencia de usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Si precisa más información o no quiere aceptar cookies al utilizar esta página web, visite la página Política de cookies.