Terapia ocupacional en esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple es una enfermedad que - entre otras cosas - afecta a la movilidad. Como consecuencia, especialmente en los casos más avanzados, el paciente puede ver comprometida su capacidad para realizar actividades cotidianas como trabajar, desplazarse o incluso para su aseo personal.

Aquí es donde entra en acción la terapia ocupacional. Se trata de una disciplina sociosanitaria que interviene con ejercicios que combinan el fortalecimiento muscular, la adquisición de habilidades motoras y la coordinación, con el fin de mantener el buen estado físico y funcional de los pacientes. El objetivo es que los pacientes mantengan el máximo nivel de autonomía en su vida cotidiana y, con ello, una óptima integración social.

Así pues, la terapia ocupaciones en esclerosis múltiple puede actuar desde dos vertientes:

  • Por un lado, se pueden realizar ejercicios que permitan mantener las habilidades necesarias para la vida diaria y evitar a los pacientes los problemas derivados de su pérdida.
  • Por otro lado, se pueden adquirir nuevas habilidades motoras y de coordinación que ayuden en la vida cotidiana. Por ejemplo, el aprendizaje de técnicas que permitan enfrentarse a la sensación de “menor energía” o de fatiga características de la esclerosis múltiple.

De esta forma, gracias a la terapia ocupacional el paciente es capaz de continuar siendo autosuficiente y de conservar su entorno social, con lo que conseguirá sobrellevar mejor su enfermedad y estará mejor preparado para enfrentarse a ella. Es por ello que la terapia ocupacional es uno de los servicios prestados por diferentes asociaciones de pacientes con esclerosis múltiple, como la Fundación de Esclerosis Múltiple de Madrid (1).

En cuanto a la evidencia científica que apoya el uso de la terapia ocupacional en la esclerosis múltiple, la Colaboración Cochrane (2), una organización sin ánimo de lucro que se dedica al análisis de estudios científicos y a la obtención de conclusiones fiables a partir de estos, considera que queda demostrado que sí es eficaz para la disminución de la fatiga asociada a la EM pero que, sin embargo, por el momento no existen pruebas concluyentes que demuestren que resulte eficaz para mejorar las habilidades físicas y sociales de los pacientes en su vida cotidiana, dado que no se han realizado los estudios adecuados para su validación. Por tanto, se trata de un campo de estudio aún abierto.

 

Referencias

1.- Sección de Terapia Ocupacional en la web de la Fundación Esclerosis Múltiple de Madrid. https://www.femmadrid.org/terapia-ocupacional

2.- Steultjens EM, Dekker J, Bouter LM, Cardol M, van de Nes JC, van den Ende CH. Occupational therapy for multiple sclerosis. Cochrane Database Syst Rev. 2003. Issue 3. Art. No.: CD003608.

Fecha de publicación: 03/2017

1711053840