¿Qué es la nicturia? Nicturia y esclerosis múltiple

La nicturia es la necesidad de levantarte al menos una vez por la noche a orinar. Según el Multiple Sclerosis Trust, afecta a siete de cada diez personas con esclerosis múltiple. Te contamos en qué consiste y qué puedes hacer para reducir las odiosas excursiones nocturnas al baño.

¿Por qué orino tanto de noche?

Los problemas urinarios son frecuentes en las personas con esclerosis múltiple, debido a la alteración de los nervios que controlan la vejiga. En el caso concreto de la nicturia, lo que suele estar alterado es la capacidad de la vejiga para almacenar la orina (Mauruc, 2017).

Otros factores que pueden empeorar la necesidad de orinar de noche son las infecciones de orina, la próstata grande, la menopausia, la diabetes, algunos fármacos, etc. Tu médico investigará si te ocurre algo de esto, aparte de la esclerosis.  

¿Qué consecuencias tiene la nicturia?

Cuando estás acostado en la cama, calentito y cómodo, seguro que te fastidia levantarte para ir al baño. De hecho, ¿cuántas veces has permanecido toda la noche en un duermevela, incómodo, sin decidirte a abandonar tu acogedora cama? Pues, para una persona con esclerosis múltiple, los efectos de la nicturia van más allá de un molesto paseíto al baño.

Algunas personas con esclerosis múltiple se despiertan con ganas de orinar seis u ocho veces, lo cual deteriora mucho la calidad del sueño y empeora la fatiga, uno de los síntomas más frecuentes de la enfermedad. Además, dormir mal provoca cambios de humor y somnolencia por el día, altera el estado de ánimo y empeora la espasticidad. Por último, las personas con problemas de movilidad pueden caerse, al levantarse tantas veces por la noche, medio dormidos y con poca luz (Mauruc, 2017).

¿Qué puedo hacer para evitar la nicturia?

El Multiple Sclerosis Trust y la MS Unites recomiendan los siguientes hábitos para ayudar a que te levantes menos veces a orinar por la noche:

  • No bebas nada desde unas horas antes de acostarte, por ejemplo, desde las 8 pm (aunque esto dependerá de la hora a la que te acuestes). El resto del día sí debes tomar líquido, para evitar el estreñimiento y otros problemas.
  • Evita el alcohol y la cafeína, pues irritan la vejiga y empeoran la nicturia.
  • Trata de identificar otros motivos por los que duermes mal. Tal vez el problema no es la vejiga, sino que son otros síntomas (dolor, ansiedad, calambres...) los que te despiertan. Al estar despierto es más probable que notes las ganas de orinar, pero realmente lo que hay que solucionar es una dificultad distinta a la urinaria.
  • Eleva los pies cuando estés sentado y utiliza medias de compresión. Estas medidas previenen la retención de líquidos en las piernas. Estos líquidos tienden a eliminarse del cuerpo por la noche, cuando estás acostado, y lo hacen en forma de orina.

Si nada de esto funciona, hay medicamentos para tratar la nicturia. Lo importante, al final, es dormir bien.

Referencias

Fecha de publicación: 03/2018

1802055912