Medidas dietéticas para mejorar la fatiga en la esclerosis múltiple: papel de la carnitina

La fatiga es uno de los síntomas más frecuentes en la esclerosis múltiple (EM). Un 80% de los afectados la padece, de forma continuada o esporádica, y este síntoma puede repercutir enormemente en la calidad de vida.

Para más de la mitad de las personas con esclerosis múltiple, la fatiga es uno de sus peores síntomas. De momento, no se sabe cuál es su causa, pero sí se conocen algunas medidas que pueden ayudar a combatirla para que altere lo menos posible nuestro quehacer diario.

Aunque la fatiga es un síntoma común en la esclerosis múltiple, es posible que se deba a otros factores. Por lo tanto, es aconsejable hablar con nuestro médico cuando empecemos a sentirla o notemos que nos está afectando demasiado, porque podemos estar sufriendo otros problemas de salud que también causen fatiga. Incluso algo tan aparentemente simple como una infección puede robarnos la energía.

Algunos medicamentos también pueden producir fatiga como efecto secundario, por lo que debemos asegurarnos de que nuestro médico esté informado de toda la medicación que tomemos. El calor, los trastornos del sueño, el estrés, la ansiedad y la depresión también pueden causar fatiga.

Una parte importante del tratamiento de la fatiga en la esclerosis múltiple consiste en tratar de identificar los posibles factores desencadenantes y actuar sobre ellos. Muchas veces, incorporar algunos cambios en nuestro estilo de vida puede ayudar a mitigarla. Medidas tan sencillas como dejar de fumar, seguir una dieta saludable, mantener el ambiente fresco o practicar ejercicios de relajación pueden ayudar de forma sorprendente a reducir la fatiga.

Según el Dr. Alan Gaby, reconocido experto en terapia nutricional de los Estados Unidos, algunos suplementos alimenticios, como la carnitina, también pueden ayudar a combatir la fatiga.

La carnitina es una molécula producida de forma natural en nuestro cuerpo que participa en los mecanismos de producción de energía. Debido a ello, se utiliza con éxito para tratar la fatiga asociada a diversas enfermedades crónicas. En este sentido, un equipo de investigadores del Departmento de Neurología del Hospital Pasteur, en Niza, ha demostrado en un estudio que la carnitina mejora la fatiga inducida por el tratamiento en las personas con esclerosis múltiple, y que la administración de acetil-L-carnitina, una forma acetilada de la carnitina, alivia la fatiga que acompaña a la esclerosis múltiple.

Referencias:
• Alan G. Multiple sclerosis. Glob Adv Health Med 2013;2(1):50-56.
• Fatiga: una guía para las personas con esclerosis múltiple. National Multiple Sclerosis Society, 2014.
• Mendibe M. La fatiga en la esclerosis múltiple. Esclerosis Múltiple Euskadi, 29 junio 2011.
• Lebrun C, Alchaar H, et al. Levocarnitine administration in multiple sclerosis patients with immunosuppressive therapy-induced fatigue. Mult Scler 2006;12(3):321-4.

Fecha de publicación: 08/2017

1706050557