Medicina alternativa en la esclerosis múltiple: ¿Sí o no?

Seamos honestos: la medicina científica ha avanzado mucho, pero todavía no soluciona todos los síntomas y trastornos que aquejan a las personas con esclerosis múltiple. Por eso, muchas buscan alivio en otros tratamientos. Te explicamos las precauciones que debes tomar antes de decidirte por una.

Terapias alternativas y complementarias usadas por las personas con esclerosis múltiple

El Diccionario de términos médicos define las medicinas alternativas y complementarias como aquellas «cuya eficacia y seguridad no han sido suficientemente demostradas por métodos científicos o cuya aplicación no ha recibido el respaldo de las autoridades médicas en la materia respectiva». Son alternativas si sustituyen a los tratamientos científicos, y complementarias si se suman a ellos, aunque con frecuencia se usan los dos términos indistintamente.

Según una revisión realizada por Olsen, entre el 27 % y el 100 % de las personas con esclerosis múltiple usan algún tratamiento alternativo o complementario. Algunos son la acupuntura, la aromaterapia, la medicina china, la marihuana, diferentes dietas, la hipnoterapia, los masajes, la homeopatía, la meditación, la reflexología, el reiki y el yoga.

¿Cómo elijo un tratamiento alternativo o complementario?

Hay poca información científica sobre la eficacia y seguridad de estos tratamientos. En muchos casos no se han realizado estudios. En otros, se ha demostrado su inutilidad, a pesar de lo cual se siguen usando. Algunos, sin embargo, pueden ser útiles, aunque solo sea por el efecto psicológico.

Ten presentes los siguientes consejos si quieres probar algún tratamiento fuera de la medicina científica:

  • Investiga. Como ya hemos dicho, hay pocos estudios, pero aun así debes investigar los que existen. Compara varias fuentes. ¡Mucho cuidado con internet! Ahí cualquiera escribe lo que le da la gana y el fraude está a la orden del día. En general, las webs gubernamentales y las de las asociaciones de esclerosis múltiple son fiables.
  • ¿Quién te recomienda ese tratamiento? Lo ideal es que sea tu médico o personas que lo hayan probado y de las cuales te fíes. Una web llena de testimonios de pacientes encantados y ni uno insatisfecho es mala señal. Por otro lado, quien te lo vende nunca será objetivo, así que no te fíes.
  • Al loro con el precio. ¿Es caro y hay que pagar por adelantado? Huye como de la peste.
  • ¿Cuánto dura el tratamiento? Entérate bien antes de comenzar y define un límite de tiempo a partir del cual lo abandonarás si no mejoras.
  • Te prometen curar la esclerosis múltiple. Por desgracia, es mentira. La cura llegará, pero no gracias a estafadores aprovechados.
  • Complementaria sí, alternativa no. Es decir, continúa con el tratamiento prescrito por tu médico. Si te sienta mal, háblalo con él, pero nunca lo abandones por tu cuenta.
  • Natural no es sinónimo de seguro. ¿Hay algo más natural que una seta? Y existen unas cuantas especies mortales, ¿verdad? Pues eso, que los remedios naturales también pueden ser peligrosos. De hecho, ni siquiera se sabe si los tratamientos alternativos interactúan con los medicamentos habituales para tratar la esclerosis múltiple.
  • Cuéntaselo a tu médico. Pregúntale acerca de las alternativas. Incluso aunque sea poco colaborador (esa posibilidad existe, pues los médicos suelen tener una mente muy científica y recelan de todo lo que la ciencia no ha demostrado), siempre debe conocer cualquier tratamiento que sigas.

El mejor consejo: sé escéptico. Busca con la mente abierta, pero con cuidado y sentido común.  

Referencias

  • Real Academia Nacional de Medicina. Medicina alternativa. En: Diccionario de términos médicos. Editorial Médica Panamericana; 2012.  
  • Olsen SA. A review of complementary and alternative medicine (CAM) by people with multiple sclerosis. Occup Ther Int. 2009;16(1):57.
  • Foster V. Clear thinking about alternative therapies. National Multiple Sclerosis Society. 2011.
  • Complementary and alternative medicine. Artículo actualizado en noviembre de 2017. Multiple Sclerosis Trust.

Fecha de publicación: 06/2018

1804057321