Incontinencia afectiva: reír no siempre es divertido

Imagina que estás con un grupo de amigos. Estás pasando un mal momento porque te acaban de echar del trabajo, de la forma más injusta. Decides contárselo, a ver si te animan un poco. En la parte más triste de tu historia, uno de tus amigos empieza a reírse como un loco, fuera de control. ¿Cómo te sentirías?

Lo lógico es que te sintieras dolido. Precisamente, tu amigo es el que mejor debería entenderte. Él ha pasado trances difíciles por culpa de su enfermedad (tiene esclerosis múltiple).

¡Espera un momento! ¿Has dicho esclerosis múltiple? Entonces, antes de mandar a tu amigo a la… lejos, habla con él. Puede que tenga el llamado síndrome de incontinencia afectiva. Puede que, una vez más, su enfermedad le esté jugando una mala pasada.

¿Qué es el síndrome de incontinencia afectiva?

Es una afección que se caracteriza por episodios de risa o de llanto que se desencadenan por motivos triviales (o sin motivo alguno) y que son desproporcionados e incontrolables. Lee este chiste: «Van dos y se cae el del medio». Si se te están saltando las lágrimas de la risa, las carcajadas casi te tiran de la silla y eres incapaz de parar de reír, tal vez tengas incontinencia afectiva.

A veces, los accesos de risa y de llanto son independientes del estado de ánimo. La persona llora sin estar triste o ríe sin estar contenta. Es el caso de tu amigo: aunque se ría, en realidad no se alegra de que te hayan echado del trabajo. Sus emociones son congruentes con lo que le cuentas (se siente triste por ti), pero es incapaz de expresar esa tristeza como corresponde.

Los ataques de llanto o de risa son breves y frecuentes. Como hemos explicado, aparecen de pronto, por motivos nimios o incluso sin razón aparente: la persona está bien y de pronto se echa a llorar o a reír.

Por cierto, este síndrome tiene más nombres: incontinencia emocional, risa y llanto patológicos, afecto seudobulbar y afección seudobulbar, entre otros.

¿Por qué ocurre el síndrome de afecto seudobulbar?

Se debe a la lesión de las áreas del sistema nervioso encargadas del control de las emociones. Por eso se asocia a muchas enfermedades neurológicas, aparte de la esclerosis múltiple: esclerosis lateral amiotrófica, enfermedad de Alzheimer, ictus, tumores cerebrales, golpes en la cabeza, enfermedad de Parkinson, etc.

El número de personas que sufren incontinencia emocional varía según los criterios que se usen para definir el síndrome. Un estudio realizado en 2013 encontró que casi la mitad (46 %) de las personas con esclerosis múltiple tenía características de esta afección, aunque solo en el 12 % se podía diagnosticar con casi completa seguridad.

Vivir con el síndrome de afecto seudobulbar

Siguiendo con tu amigo imaginario, lo primero que deberías recomendarle si crees que tiene incontinencia afectiva es que hable con su neurólogo. Es fundamental diferenciar este síndrome de otras enfermedades que afectan al estado de ánimo, como la depresión y el trastorno bipolar. 

Una vez confirmado el diagnóstico, es posible que el médico le paute algún medicamento antidepresivo para tratar de controlar los síntomas. Además, puedes contarle los siguientes trucos —propuestos por la web monográfica pbainfo.org— para disminuir el impacto del síndrome en su vida:

  • Informar y explicar a las personas del entorno (familia, amigos) en qué consiste la afección seudobulbar les ayudará a no sorprenderse y a reaccionar con calma cuando ocurra una crisis.
  • Distraerse y centrarse en otra cosa cuando nota que se avecina un episodio de llanto o risa puede llegar a abolirlo.
  • Otra táctica es cambiar de posición: ponerse a andar si está sentado, sentarse si está de pie…
  • Respirar profundo y despacio hasta que el episodio pase y tratar de relajarse masajeando los músculos de la cara y el cuello puede también ayudar.

Por último, puedes ayudar a tu amigo mostrándole tu apoyo, expresando que entiendes que la incontinencia afectiva es incontrolable y que, por supuesto, no es su culpa. Para eso están los amigos, ¿no?

 

Referencias

Redes Sociales

  • Facebook: Síndrome de incontinencia afectiva o de afección seudobulbar: cuando llorar no es triste y reír no es divertido.
  • Twitter: ¿Te ríes o lloras sin motivo? Podrías tener el síndrome de afecto seudobulbar o de incontinencia afectiva. #EM #EsclerosisMúltiple
  • LinkedIn: ¿Qué es el síndrome de afecto seudobulbar o de incontinencia afectiva?

Fecha de publicación: 08/2018

1806059289