Esclerosis múltiple: ¿qué es la neurorehabilitación?

La neurorehabilitación se aplica de forma personalizada a los afectados de esclerosis múltiple y a otros enfermos neurológicos. Los programas de neurorehabilitación se diseñan de forma personalizada para cada paciente, dependiendo de su afectación, y se aplican con un enfoque multidisciplinar que incluye diversos ámbitos de actuación que van desde la fisioterapia hasta la intervención psicológica y social.

La neurorehabilitación se practica de forma ambulatoria, en hospitales de día o en centros habilitados para aplicar esta terapia, y si el neurólogo lo cree conveniente puede ir acompañada de tratamiento farmacológico. Los programas de neurorehabilitación se llevan a cabo mediante la actuación coordinada de un equipo de profesionales sanitarios de ámbitos muy diversos, entre neurólogos, médicos rehabilitadores, logopedas, psicólogos, fisioterapeutas, trabajadores sociales y terapeutas ocupacionales, entre otros.

El objetivo que persigue la neurorehabilitación es la recuperación funcional y neurológica del paciente, con dos finalidades: enlentecer el desarrollo de la discapacidad y mejorar su calidad de vida. Para ello, no solo se trabajan las funciones motoras, sino también las cognitivas.

Los fundamentos de la neurorehabilitación se basan en que cualquier daño neurológico es potencialmente tratable. Ello se debe a un fenómeno característico del sistema nervioso que se conoce como plasticidad neuronal y que consiste en la capacidad de las neuronas y del cerebro mismo, incluso el del adulto, de adaptarse a los cambios y recuperar funciones perdidas. Es esta plasticidad neuronal, descubierta en las últimas décadas, la que permite que los programas de neurorehabilitación modulen las funciones neurológicas y consigan resultados excepcionales en los afectados de esclerosis múltiple u otras enfermedades neurológicas.

Según afirma el Dr. Manuel Murie, Presidente de la Sociedad Española de Neurorehabilitación y médico especialista en neurología, «mediante la neurorehabilitación se pueden recuperar los circuitos neuronales que se han dañado como consecuencia de una agresión, y esto es posible gracias a la capacidad plástica del cerebro para recuperarse».

Cada vez, pues, queda más lejos la idea de que las neuronas mueren o dejan de funcionar, dejando un daño irreversible detrás de cada pérdida.

Referencias:

Fecha de publicación: 12/2017

1708051838