Beneficios del yoga en la esclerosis múltiple

El yoga es una antigua práctica originaria de la India que consiste en un conjunto de disciplinas con las que se busca alcanzar la perfección espiritual y el bienestar físico y mental. El término “yoga” proviene del sánscrito y significa “unión”. Se trata, por un lado, de una unión interna en la que el cuerpo, la mente y las emociones están integrados y, por otro, de una unión externa con nuestro entorno social y nuestro universo. El yoga constituye un excelente complemento del tratamiento de las personas con esclerosis múltiple.

El yoga no consiste en hacer acrobacias. Tampoco es una dura disciplina física. Se trata, sobre todo, de una forma diferente de tratar el cuerpo para que entre en armonía con la mente.

Se ha observado que el yoga puede aportar numerosos beneficios a las personas con esclerosis múltiple. Debido a ello, la Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple, en los Estados Unidos, recomienda a los afectados por la esclerosis múltiple que practiquen yoga.

¿De qué forma puede ayudar el yoga a las personas con esclerosis múltiple?

Se ha demostrado en diversos estudios que el yoga puede mejorar algunos síntomas comunes de la esclerosis múltiple, como la fatiga. En un estudio de 6 meses de duración llevado a cabo en 69 afectados por esclerosis múltiple, se observó que en los pacientes que practicaron yoga, la fatiga mejoró de forma significativa en comparación con el grupo control.

En otros estudios realizados en pacientes con esclerosis múltiple se ha observado que el yoga puede mejorar también el dolor, la espasticidad, la falta de equilibrio, las alteraciones de la vejiga y algunos trastornos emocionales y mentales, como la ansiedad o la depresión. Incluso hay datos que sugieren que el yoga podría mejorar la actividad sexual de estos pacientes. En definitiva, practicar yoga no solo produce beneficios físicos en las personas con esclerosis múltiple, sino que también contribuye a mejorar su salud mental.

Según la Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple (National Multiple Sclerosis Society), en los Estados Unidos, los beneficios del yoga van más allá de mejorar los síntomas propios de esta enfermedad. Además, el yoga puede mejorar otros síntomas que, aunque no sean propios de la esclerosis múltiple, como el dolor articular, pueden estar también presentes y empeoran la calidad de vida de estas personas.

Existen diferentes ejercicios y niveles de yoga. Para obtener los mayores beneficios, es importante practicarlo con un instructor cualificado, a poder ser, especializado en personas con necesidades especiales.

Referencias:

Fecha de publicación: 02/2017

1711053840